Inopinancias, 3: De fracasos, y éxitos

p1030161

Los creativos del capitalismo partieron de una constatación, sea: la Naturaleza Humana no vale un duro. Pensaron: “Somos egoístas, primitivos, ombligueros, ciegos al dolor ajeno: sólo nos importa nuestra propia suerte”. Así entendiendo y obrando, alcanzaron el éxito: vivimos en el mundo que imaginaron. (A lo sumo, de lo que se trata es de compensar intereses, de regular la gresca. Si se toma por descontado que cada cual se motivará sólo por el lustre de su propio trasero, aun mientras el de al lado se despeña, sólo habrá que buscar la forma de conformar las expectativas.) Supusieron bien, y crearon un mundo posible: éste.

Los creativos del marxismo-socialismo-comunismo (y sus seguidores) partieron de un horizonte, no de una constatación: esperaron que el hombre pudiera organizarse en base a la solidaridad, al altruismo y a quimeras por el estilo y, claro, pifiaron como asnos. Hoy vivimos sobre las cenizas de ese sueño con pies de barro. Nos dieron demasiado crédito, esperaron demás: supusieron mal, y su mundo nació con fecha de caducidad.

No valemos un duro: tenían razón.

Anuncios

2 comentarios to “Inopinancias, 3: De fracasos, y éxitos”

  1. prefiero tener una mirada un poco más esperanzada. El ser humano puede ser muy ruin, y estar absolutamente concentrado en su propio ombligo…pero también puede ser generoso y honesto. Nada es negro ni blanco…más bien, todo son distintos matices de gris…

  2. Me gusta tener sueños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: