Santiago, 6: Santiago en 101 palabras (2/3)

p1030186

Inspirado por el concurso «Santiago en 100 palabras», escribí mi propio intento de microrelato de la contaminación sublimada. Es éste (son 101 palabras, para el que no quiera contar):

«Percibió el gesto tan nítidamente que se sorprendió de que nadie más lo hiciera: una señora pequeñita, oculta en un mantón raído y sucio, bajó del vagón con un tropiezo y, sonriendo disimuladamente, esparció un polvo azulado que no tocó el suelo: se desvaneció en una nubecita. [El túnel siguiente fue particularmente oscuro y breve. Cuando aclaró, el resto de vagones había desaparecido. Los pasajeros salieron de la estación como de un ominoso sueño y se encontraron en medio de un inmenso prado verde. El señor Álvarez, asaltado por una felicidad repentina, se quitó los zapatos y corrió sobre el rocío.]».

Anuncios

3 comentarios to “Santiago, 6: Santiago en 101 palabras (2/3)”

  1. Viejo, como estas?
    Te comento que me sorprendió de parabienes el tema del micro relato. Un mundo que a decir verdad lo desconozco. Has elegido un camino arduo. El de contar mucho con pocas palabras. Me gustaron sobre todo 2: tu excelente apunte de la burocracia-anti burocracia . Muy buena la sintesis. Y ademas percibí un dejo anti chauvinista que a algunos le vendria de perillas encontrar.
    Tambien me gusto mucho “oda a un culo”. Me dio risa ademas un titulo tan sugerente.
    Pibe estaremos en contacto, y bueno, aqui te dejo la dire de mi “blog de morondanga”, que es medio raro, pero esta habido de visitas.
    saludos y suerte en Santiago, aunque creo “haremos nuevos papelones en una cancha” y podremos seguir tomandonos “un trago, para ver mejor.”
    Ciao.

  2. Sr. Álvarez Says:

    Cojo el primer papel que veo. Casi siempre una octavilla dejada sobre un coche o un folleto de ofertas del supermercado que sobresale de algún buzón. Doblo la hoja en dos partes y con mis dedos voy rompiendo pedacitos hasta dar forma al perfil correcto. Abro el pliegue y si no me convence continúo cortando. Cuando por fin está bien recortado, lo sujeto detras de uno de los barrotes… y me voy.

    En octubre hará tres años que no nos llamamos. El primer año te recordé todos los días. El pasado cada semana. Este último solo al pasar por Corcega esquina Llirona. Quizás a partir de ahora logre olvidarte. Hasta entonces seguiré dejando un corazón recortado siempre que me cruce con tu puerta.

  3. Me gustó, cortito, pero bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: