Santiago, 9: La capital del chape

P1030223

Cada tarde, sobre el pasto barroso de los parques de Santiago, en sus rincones más protegidos, o contra las fuentes, tiene lugar una reñidísma competencia: decenas de parejas se esmeran, armadas de babas itinerantes y sobadas de culo, en alcanzar el premio mayor: la afrenta perfecta a la moral y las buenas costumbres. Manos que avanzan con cuidado quirúrgico por abajo de la parva de ropa, dedos que se esfuerzan por vencer la oposición del jean, piernas entrelazadas en nudos marineros irresolubles y, un clásico, recalentamiento de orejas por las vejaciones de una lengua motivada y proactiva. Todo el pescado a la vista, venga y mire.

¡Cómo les gusta chapar a éstos! Hacía tiempo que no veía una sociedad tan afecta al chape. Los yanquis,  olvidarse: ahí, dos aguantan un pico más de tres segundos y les gritan: «Get a room!». En Barcelona también son más recatados, pero porque van a los bifes: el prolegómeno está un poco en desuso, ¿para qué entretenerse mucho en la mitad de la cancha si el área está tan cerca?  Lo justito y vamos, que el Metro abre toda la noche.

Quizás es que estoy viejo… No, es que estoy viejo, pero me había olvidado de chapar: pasarse media, o una hora parado, sin más ocupación que inventariarle todas las circunvalaciones a la superficie externa del cuerpo. Es decir, por afuera, no olvidarse. Calentar la pava mucho más de lo necesario, muchísimo; y, cuando ya las terminales nerviosas llegan al colapso y entran en periodo refractario, pararse, acomodarse el despiplume de corpiño y camiseta y sentarse esperar el bondi sin la sensación de que faltó algo. Chapar.

Quien quiera verlo, que venga: rejuvenece.

Anuncios

2 comentarios to “Santiago, 9: La capital del chape”

  1. Xavi:
    Me gusto mucho lo que escribiste, entre metaforas y real … y claro stgo es asi, y antes mucho mas recatado, ahora se le estan soltando las trenzas … jajjajaj, imaginate que ahora tienen la libertad los homosexuales de pasear de la mano por la calle sin verguenza, y la sociedad poco a poco lo ha ido aceptando, no como Barcelona o en otras ciudades de europa, que son mas liberales en todo sentido …. aca te iras dando cuenta lo reprimido que aun son algunos chilenos, y la libertad en otros ….. espero seguir leyendo tus reflexiones … ademas de psicologo, eres escritor???? jajaj hay un cafe literario al frente de salvador, por el parque, anda, te va a gustar. Un abrazo. Karina

  2. Repalabrador Says:

    ¡Qué épocas aquellas!. Pá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: