Conversaciones entre dios y la Marilyn (2/?)

P1030736

—¿Y lo del túnel de luz?

—Es mentira.

—Yo no lo vi.

—¿Qué lo vas a ver? No lo viste porque no hay.

—Con la ilusión que tenía yo…

—A ver si nos entendemos: Túnel de luz… no hay. No existe. ¿Estamos?

—La gente llega mal.

—Y, se acaban de morir, ¿qué querés?

—No es eso: es el túnel. Quieren el túnel.

—¡Me lo vas a decir a mí! Cada zángano que llega –bueno, los niños no– pero todos los demás: «Perdone, Don, una cosita: no vi el túnel de luz». Yo no sé de dónde lo sacaron a eso. ¡Un túnel de luz! Pero, ¡qué ocurrencia! En fin. Siempre igual: «No vi el túnel de luz». Y… venga a explicarle a cada uno: «En el Contrato no dice nada de ningún túnel de luz». Sólo dice lo de la vida eterna, lo del reencuentro Conmigo, todo eso. Pero no hay nada de ningún túnel de luz. Les muestro el contrato: «Mírelo». No se conforman, ya te digo yo que no se conforman.

—Y… hacelo.

—«Hacelo». Vos te creés que todo es soplar y hacer botellas.

—Para Vos sí, ¿o para qué sos el Rey de la creación si no? Al pedo.

—Mirá, mirá… No me hagás calentar. Si me pongo a hacer cada boludez que me piden, se me va el día y no llego con el cierre de mes. Hay guerras, no sé si te enteraste, suben a rolete.

—Ay, no te hagás la víctima: los de las guerras no vienen acá, ésos bajan y los atiende ya sabés quién. Ese laburo no lo hacés vos. Además, lo del túnel de luz está bueno. Pensalo. Es un comienzo bonito, esperanzador…. Mejor que…

—«Un comienzo», dice…

—… mejor que esa mierda de alfombra que ponés. Llena de ácaros. No es una buena imagen. Van a pasar acá el resto de la Eternidad. Mirá que sos pijotero, ¡por cuatro focos que hay que poner!

—Ay, Marilyn, cuando se te pone algo en la cabeza… ¿Y cómo decís vos que hagamos?

—Ah, no sé, qué sé yo… Un tubo, ancho, de PVC, uno que aguante el peso… Y le mandamos una luz, al final… Una luz blanca, que es lo que dicen todos que esperan. En el depósito quedan todavía unos tubos del bingo de fin de año. Ponemos ésos. Creo que hasta son de bajo consumo. No cuesta nada, ¿y vos sabés lo contenta que se va a poner la peña? Y por dos mangos. Lo sacás de caja chica eso.

—Bueno, ma’ sí, dale: hagamos el túnel de luz famoso. Pero si lo ponemos, Yo no estoy: no soporto cuando apenas llegan y les da por ponerse místicos.

Anuncios

4 comentarios to “Conversaciones entre dios y la Marilyn (2/?)”

  1. MUy bueno.. igual que el otro.. me encantaron los dos… y si.. es insistente la flaca…
    Tania

  2. A la flaca le gustaba la luz y el calor. Oscar

  3. Si te leyera este señor… el de los ángeles, Victor Sueiro era? él se murió, pero hasta la entradita nomás, te podría asegurar que la luz existe antes de que Marilyn luchara por los derechos de los creyentes.

    Molt bona foto!

  4. El escritor es un descreído que no conoce a Sueiro. Pero lo de la Marilyn es bueno, casi una lucha sindical…
    T.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: