Conversaciones entre dios y la Marilyn (4/?)

P1030183

—Che, quiero una corona.

—¿Lo qué?

—Una corona. De ésas, mirá, como aquélla, ¿la ves? La del peladito aquél.

—Eso, Marilyn, no es una corona: es una aureola de santo.

—Pues una corona de santo. De santa.

—Sos un perro.

—Una perra.

—Vale: una perra. Pero no una perra santa.

—Racista.

—Racista no. ¿No viste cómo está esto de mulatos?

—Sí, racista. ¿Por qué no puedo tener una corona?

—Es una aureola de santo.

—Me quedaría linda, me resaltaría los rasgos. Los perros ya no me miran.

—Estamos en el cielo, no en un bar: ya te lo he dicho.

—Algo hay que hacer, el tiempo no pasa acá.

—Exacto: se llama Eternidad. Haberse leído el prospecto antes.

—Bueno, ¿me vas a dar una corona?

—No es tan fácil. Esos santos se la ganaron. Fueron buenos, ayudaron a los demás, llevaron vidas intachables, sin mancha.

—No empecemos con lo de las vidas sin mancha, que ya sabés lo que pienso.  Hay cada uno acá que te la voglio dire… Además, yo me he ganado mi corona: fui buena. Comí piedras, ¿sabés?, estaba flaca como un palo, se me veían los huesos.

—Eso no te hace buena: eras pobre y ya está. Pobre se nace, no es un mérito.

—Da igual, «de los pobres será el Reino de los Cielos»… o sea, este patio de nubes pedorras, ¿no? Y no sólo eso: yo era fiel, me subía al auto sin chistar, caminaba al lado de mi dueño, cuando me decían «sit», yo sit; cuando me decían «no jodás a los gatos», yo, obediente. Fui santa y fui buena.

—Pero, cómo rompés las pelotas, ¿eh?

—¿Eso es un ?

—No puedo con vos, Marilyn, no puedo. (Pausa.) A ver, tomá, llamalo a Álvarez, él te toma las medidas. Igual tarda una semana o así.

—¿Puede ser con antenas la corona?

—No, son todas iguales: doradas, lisas y voladoras.

—Buf, vaya mierda de corona. Para que sepas, lo que va hoy… es el tunning: 2.0, 2.0, my friend. A vos hay que explicarte todo.

Anuncios

2 comentarios to “Conversaciones entre dios y la Marilyn (4/?)”

  1. aveceslavida Says:

    Me divierte que hayas vuelto a la zaga de las conversaciones de dios y la Marylin. es una buena terapia de humor. El mono que la ilustra muy bueno, fuera de contexto, original, de otro planeta. Congratulation.
    Armand

  2. No habrá otra como la Marilyn. La sigo extrañando. Y doy fe que merece la corona. Me encantan estas conversaciones…
    Tere

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: