Santiago, 28: Casha ese mino

 

[Perdón por no postear en tanto tiempo: otra vez me atrapó ese flagelo de la sociedad que es el trabajo.]

Le pasa a los chinos, haga la prueba (es divertido): no pueden decir camarón, ni calamar ni corvina. No es un problema de mar: es la r. Usted verá, cada idioma da una forma particular a la cavidad bucal: polen, virgo, ramo y capuchón son aire con forma, aire de los pulmones que tropieza en la glotis y después recorre como puede la garganta y la cavidad bucal, rebotando donde la lengua y los dientes lo dejan. Y sale hecho palabra: polen, virgo, ramo y capuchón, y esa olitas de aire deformado vuelan y van a dar al tímpano y al martillo y al yunque y al estribo y al Órgano de Corti y sus células ciliadas y al nervio vestíbulococlear y al área de Broca y uno dice: «Ah, ya te entiendo.» (Todo muy chiquito, eso sí.)

Y de tanto ir el aire y repetir trayectos, acaba por dar forma al interior de la boca a su imagen y semejanza, digamos, hasta el punto que cuando viene un bárbaro y nos hace decir Abschwung, no podemos y el bárbaro se ríe de nosotros mientras nosotros nos reímos del chino y su calamal y su colvina.

Eso es una cosa, y es muy interesante. Pero no es la razón por la cual los chilenos dicen suchi, fachion, colach, cruch y yor atenchon plis. No, los chilenos pueden decir sushi, fashion, collage y crush… porque de hecho, dicen: osho, cashureos y casha ese mino.

¿Tónsqué?, como dice un amigo mejicano. Tonsnosé.

 

Anuncios

5 comentarios to “Santiago, 28: Casha ese mino”

  1. Unos chilenos, en un fogón con roncola, me dijeron que los “flaites” decían “Shile” y “sushi”; los de Santigo de clase media decían “Chile” y “flach” y los santiaguinos de clase alta “Chtile” y “flacht” (una “ch” aguda, como un hihat, casi una “t”).

    Y… listo!

  2. Anónimo Says:

    Pues yo, que desde los 7 años vengo poniendo la boca “como si fuera” francesa, o inglesa, o italiana, para poder pronunciar lenguas extranjeras (y que suenen creíbles), le digo como el mejicano: Tonsnosé.
    Cuando yo era chica, usábamos “yores” para hacer gimnasia…fíjese usted.
    T.

  3. Y los sanjuaninos a los short les decimos york, a las zapatillas championes, a los jeans farwes, a las tortitas semitas, y al aire de los neumáticos viento. ¿Y que?

  4. Anónimo Says:

    Y nos los mendocinos decimos la calle topa, la calle troncha, la cuneta es pandita, y nos entendemos. O.

  5. las francesas tienen una cara especial, determinada por una relación de los factores: foniatría específica del idioma durante el habla, y postura buco-lingual de descanso. Se les modifica la cara y las podés reconocer incluso sin hablar. Es casi un pucherito hermoso y permanente y muy muy sutil.
    Las mujeres que usan ortodoncia, padecen de una modificación transitoria en la boca, sobre todo en los labios superiores, y se manifiesta aun luego de años de haber finalizado el tratamiento. Esto las lleva, durante un período a mi entender glorioso, a que parezcan francesas. Siempre con un poco de imaginación, claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: